Aumento de mamas

Se trata de un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma de las mamas.

Es la operación de estética estrella y realizada por un auténtico profesional no conlleva ningún riesgo.

Los motivos  que inducen a una mujer a someterse a esta cirugía son varios:

  • Puramente estéticos: deseo de mejorar la silueta.
  • Corregir la reducción del tamaño que produce algunos embarazos.
  • Corregir deformidades o diferencias de tamaños y formas.
  • Correcciones o reconstrucciones tras cirugías de las mamas anteriores.

 

¿En qué consiste? 

Es un método definitivo para conseguir aumentar el tamaño de las mamas. Para ello, casi siempre se utilizan unas prótesis que se colocan por delante o por detrás del músculo pectoral.

Otra forma de hacerlo sería con tejidos del propio cuerpo, pero este método se usa más en la cirugía reconstructiva que en la estética.

 

¿Quiénes son candidatas? 

Todas las mujeres sanas y estables emocionalmente, con expectativas realistas, que deseen aumentar el tamaño de sus mamas.

 

Consulta con el cirujano 

Durante la consulta, el cirujano evalúa el tamaño y la forma de sus mamas, la cantidad de piel y la firmeza de ésta, toma medidas de algunas distancias y hace una exploración solicitando si lo cree necesario alguna ecografía o mamografía.

Usted debe exponer sus expectativas y, basándose en todo lo anterior, su cirujano le explicará las diferentes técnicas que existen, eligiendo la que considere más apropiada para su caso. También en la consulta se valora el tipo y tamaño de la prótesis que se vaya a poner.

   

Procedimiento quirúrgico 

  • Se lleva a cabo en el quirófano de una clínica u hospital que ofrezca todas las garantías. En el centro lo realizamos en el Hospital Santa Catalina.
  • Se hace con anestesia general y tiene una duración de 1 a 2 horas.
  • La incisión puede estar localizada alrededor de la areola, en el surco submamario o en la axila, pero en todos los casos se planea para que llegue a hacerse casi imperceptible.
  • Se dejan drenajes hasta el día siguiente.  

 

Hospitalización 

Debe quedar ingresada 24 horas. Antes de salir del hospital se le quitan los drenajes y se cambian los vendajes por un sujetador.

   

Después de la cirugía 

  • Puede sentir una sensación de tirantez en el pecho o molestias en la espalda, que se controlarán bien con los analgésicos que se le prescriban.
  • Debe llevar un sujetador tipo deportivo las 24 horas.
  • Podrá hacer una vida prácticamente normal a las 72 horas.
  • Los puntos se retiran entre la primera y segunda semana.
  • No debe hacer esfuerzos en un par de semanas, y la incorporación al trabajo depende de la actividad que realice.

 

Riesgos

  • Es una técnica segura.
  • La complicación más frecuente es la contractura capsular, pero con las prótesis actuales se ha disminuido por debajo del 2%.
  • Es muy raro que la prótesis se rompa, pero si ocurriera habría que reemplazarla.
  • Puede haber cambios en la sensibilidad, pero normalmente pasajeros.
  • Al principio, las cicatrices estarán rojas y elevadas, mejorando gradualmente desde las 8 semanas.
  • No hay evidencias científicas de que las prótesis produzcan cáncer ni enfermedades del tejido conjuntivo. Tampoco impiden la realización de mamografías.

 

Prótesis y lactancia

La operación no limita la capacidad para dar de mamar, pero futuros embarazos y lactancias pueden hacer que las mamas vuelvan a descolgarse.

   

Resultados  

Suelen ser muy satisfactorios para la paciente.

Posteriores revisiones y mamografías detectarán cualquier desviación de la evolución normal para darle la solución adecuada.

Visítanos

Calle León y Castillo, 375

35006 - Las Palmas de Gran Canaria

Teléfono: 928 24 03 32

Email:consulta@doctordelcastillolivares.com