Bótox

Toxina Botulínica es más conocida con el nombre de bótox, aunque en España se llama Vistabel la comercializada para uso estético.

Su uso con fines médicos comienzan con el Dr. Vernon Brooks en los cincuenta. Posteriormente, el Dr. Alan Scott lo desarrolló en la década de los setenta.

En el envejecimiento facial se usa para tratar las arrugas dinámicas.

Estas arrugas son las producidas por la acción repetida de los músculos de la mímica.

Su forma de actuar es la denervación selectiva de dichos músculos.

Al suprimir el movimiento de esos músculos desaparecen las arrugas.

Para su inyección se debe tener un conocimiento preciso de la anatomía de la cara.

Su efecto es transitorio.

La debilidad muscular comienza a los 2-4 días, siendo máxima a los 7-10 días de la inyección.

Los músculos empiezan a recuperar el movimiento entre los 2-5 meses tras la inyección, dependiendo de la dosis.

Con las inyecciones repetidas la fuerza muscular disminuye, la dosis requerida es menor, y se alarga el tiempo de duración del efecto.

Pueden ser necesarias tres inyecciones el primer año, dos en el segundo, y a partir del tercero, dosis de recuerdo cuando sean necesarias.

Bien administrado es un tratamiento antienvejecimiento de máxima eficacia, y por tanto de primera elección.

Potencia los efectos de los rellenos  y se ve favorecido por estos (acción sinérgica), en la mejoría de los signos de envejecimiento.

Se aplica solo o en tratamientos combinados, por ejemplo: Bótox +  Rellenos + Radiofrecuencia + Láser.

Se utiliza infiltrando dosis precisas de la toxina sobre los músculos que deseemos debilitar.

No necesita anestesia local para su aplicación ya que es poco dolorosa.

Se pone frío sobre la zona a infiltrar, para evitar el dolor del pinchazo y prevenir pequeños morados que pudieran aparecer.

También tiene otras aplicaciones en la estética facial, como es el caso de la asimetría o defectos por hiperfunción muscular entre otros.

Visítanos

Calle León y Castillo, 375

35006 - Las Palmas de Gran Canaria

Teléfono: 928 24 03 32

Email:consulta@doctordelcastillolivares.com