Lifting

Los signos de envejecimiento de la piel incluyen pérdida del colágeno, manchas, cambios de color, queratosis, arañas vasculares, adelgazamiento de la piel y del panículo adiposo, arrugas finas y gruesas, pliegues y líneas de expresión, pérdida de resistencia y elasticidad, cambios gravitacionales, exceso de piel, caída y descolgamiento de los tejidos.

¿Qué es el lifting facial?

Es una intervención quirúrgica para corregir el descolgamiento de la piel y los músculos de la cara y el cuello. El lifting facial tensa los músculos, readapta la piel sobre ellos y quita la piel que sobra.

¿Quiénes son candidatos?

Toda persona bien informada sobre los beneficios e inconvenientes de esta intervención, emocionalmente estable, que desee un estiramiento y levantamiento de la cara y/o el cuello por motivos puramente estéticos.

También son candidatas aquellas personas con secuelas de parálisis facial, o cualquier otra asimetría de la cara, que sea susceptible de ser corregida mediante un lifting.

Cuanta mayor elasticidad tenga la piel, mejores resultados se podrán esperar. Por eso, la edad ideal estaría entre los 45 y 60 años, dependiendo de la persona, aunque puede realizarse a personas de mayor edad, 70 ó 75 años, con un razonable éxito.

Consulta con el cirujano

El cirujano escuchará sus peticiones y evaluará el estado de su cara y cuello, además de las estructuras óseas y musculares subyacentes, planeando las mejores posibilidades para su caso. Además, comprobará su estado de salud y si toma algún medicamento o es fumador/a. Si decide hacerse un lifting, se le darán las oportunas indicaciones.

Procedimiento quirúrgico

Se realiza en el quirófano de una clínica u hospital con todas las garantías. Lo realizamos en el Hospital Santa Catalina.

La anestesia que más se utiliza es la general, aunque según qué casos puede hacerse con local y sedación.

Las incisiones se hacen bordeando la oreja, prolongándolas al interior del cuero cabelludo en la zona temporal por delante y occipital por detrás. Puede acompañarse de liposucción del cuello o de la cara y/o de una blefaroplastia. El tiempo de duración es entre 4 y 6 horas.

Se dejan unos drenajes muy finos, y el paciente debe quedar vendado e ingresado durante 48 horas.

Después de la cirugía

Inflamación en los primeros días. Moratones que pueden durar de 10 a 15 días. Sensación de tensión. Los puntos se retiran entre los días 5° y 15°.

Después del primer mes, el edema prácticamente ha desaparecido, pero puede quedar alteraciones de sensibilidad en las orejas. Las cicatrices en este tiempo pueden ser todavía visibles, pero pueden ser tapadas fácilmente con el maquillaje. A los tres meses el resultado será prácticamente el definitivo.

Resumidamente podemos decir que a la semana está presentable para los íntimos, a los 15 días para los amigos, y al mes podrá hacer vida social.

¿Existen riesgos?

Pueden existir los propios de todas las cirugías como los hematomas o infecciones. Los problemas de cicatrización se producen con más frecuencia en fumadores.

La complicación más importante es la lesión de alguna rama del nervio facial, que, si bien suelen ser transitorias debido a la inflamación del nervio, a veces puede ser definitiva.

Resultados

Suelen ser satisfactorios. El paciente quedará contento siempre que comprenda que el resultado definitivo no es inmediatoLos resultados son duraderos, pero debe entender que una cirugía no detiene el paso del tiempo.

Alternativa

Infórmate en este enlace también sobre Silhouette Lift, una técnica de rejuvenecimiento facial para recuperar la firmeza del rostro mediante una intervención sin ingreso hospitalario, con resultados inmediatos y de larga duración, y muchas más ventajas frente al lifting convencional.

Visítanos

Calle León y Castillo, 375

35006 - Las Palmas de Gran Canaria

Teléfono: 928 24 03 32

Email:consulta@doctordelcastillolivares.com